Martinez Comín
Publicado por:
Martinez Comín

Barcelona se ha situado por primera vez entre las principales ciudades tecnológicas del mundo, según el estudio Tech Cities 2019 elaborado por la consultora inmobiliaria internacional Savills. El índice de Savills Tech Cities mide 30 ciudades de todo el mundo en base a 100 métricas individuales, que van desde el volumen de inversión de capital de riesgo interno, hasta el coste de un café, para establecer qué urbes son las más exitosas para la tecnología y la puesta en marcha de compañías. Barcelona alcanza el puesto número 21 del ranking de las 30 ciudades más tecnológicas y es la 3ª en el apartado relativo al dinamismo y bienestar del total de metrópolis analizadas.

Quirófano preparado para una operación con tecnología 5G

Esta clasificación se rige en base a cinco principios:

  1. Ser un importante centro tecnológico de la región
  2. Ser receptora de inversión de capital riesgo
  3. Ser un lugar de expansión de empresas tecnológicas globales
  4. Ser una ciudad atractiva para vivir y trabajar
  5. Ser un lugar, generador e imán para el talento

Según la consultora, Barcelona atrae talento global y está considerada como uno de los centros de referencia en innovación todo ello beneficiando que nuestra ciudad atraiga a inversores extranjeros, pero también ayudando a dinamizar los negocios locales. La consultora Savills también pone de relieve la cultura de “start-ups” y el impulso al I+D existente en la ciudad condal.

Todo ello ha sido el resultado de que Barcelona haya sabido reinventarse en los últimos años y evolucionar hasta posicionarse como uno de los centros de referencia para el sector tecnológico.