NOVEDADES
Barcelona incrementará el catastro en 2018
junio 1, 2017 - fiscalidad

La Ciudad Condal ha solicitado al Ministerio de Hacienda comenzar a partir del 1 de enero de 2018 el proceso de revisión catastral. El objetivo es que los valores catastrales se sitúen en torno a la mitad del valor de mercado.

El ayuntamiento ha confirmado que la ley se aplicará de manera gradual a lo largo de la próxima década. Gerardo Pisarello, teniente de alcalde y encargado de las competencias de hacienda y finanzas municipales, confirmó que las medidas pretenden “crear un nuevo modelo fiscal en Barcelona, más redistributivo y más justo”.

De esta manera, aunque se prevé un aumento de un 19% de media, Pisarello ha indicado que los incrementos de los valores catastrales pueden ser superiores en distritos como Gràcia, Eixample o Pedralbes, mientras que en otros barrios como Sant Andreu, Congrès o Nou Barris pueden estar por debajo.

¿Qué es el catastro?

Se define el catastro como un registro administrativo dependiente del Estado, en el que se describen los bienes inmuebles rústicos, urbanos y de características especiales.

De esta manera, el valor catastral es un valor administrativo determinado objetivamente para cada bien inmueble a partir de los datos que existen en el catastro inmobiliario.

El catastro tiene tres funciones bien diferenciadas:

  • Como referencia para futuros planeamientos urbanos y rurales
  • Como referencia de seguridad jurídica para el propietario
  • Como referencia para los impuestos inmuebles, como por ejemplo el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles)

¿Qué supondría el incremento de los valores catastrales?

De esta manera, el incremento va a suponer una mayor recaudación a nivel tanto local como estatal. El incremento de los valores catastrales en Barcelona no sólo puede influir en el IBI, sino también en otros impuestos:

  • I.R.P.F (Impuesto sobre la renta de las personas físicas): el aumento del valor catastral tendrá un impacto directo sobre este impuesto. A las personas que tengan una segunda residencia y no tengan alquilado el inmueble les subirá de 1,1% al 2% del valor catastral.
  • Impuesto sobre el patrimonio: para calcular el valor de una vivienda se tiene en cuenta el mayor de los siguientes valores: valor catastral, precio por el que costó en la última adquisición o el valor comprobado por la Administración a efectos de otros tributos.
  • Impuesto sobre sucesiones o donaciones: el incremento de los valores catastrales también afectará a las sucesiones o donaciones. En una herencia o donación se valoran los inmuebles por el valor catastral multiplicado por el coeficiente de comprobación de valores que marca la Generalitat.

 


© Martínez Comín