NOVEDADES
Criterio de la AEAT relativo a la deducibilidad de los intereses de demora
mayo 3, 2016 -

Como siempre, los contribuyentes nos encontramos ante una gran inseguridad jurídica ante las interpretaciones de las normas. Por un lado, la Ley del IS no establece expresamente como no deducibles los intereses de demora derivados de las actas de inspección pero una sentencia del TEAC de mayo de 2015 (ya existía una previa del 2010), negó la deducibilidad de este tipo de intereses. Por el contrario, la DGT si que los considera deducibles por interpretar que tienen carácter de gastos financieros y el art. 15 de la LIS no establece su no deducibilidad. Entonces, ante estos dos criterios, ¿por cuál nos decantamos? Pues la AEAT ya se ha decantado por el que le resulta más favorable, es decir, el criterio del TEAC. Sin embargo, pese a no admitir la deducibilidad de los intereses de demora consecuencia de procedimientos de comprobación, si que declara como deducibles los intereses suspensivos que se devenguen tras la impugnación de una liquidación:

Por lo anterior, la naturaleza financiera de los intereses suspensivos, con origen en un aplazamiento del pago concedido por la Hacienda Pública y a consecuencia de un pacto con ella, y no en el incumplimiento directo de la norma, nos permite concluir que los mismos son deducibles a efectos de la determinación de la base imponible del impuesto sobre sociedades”


© Martínez Comín