NOVEDADES
El Brexit, oportunidades y consecuencias
febrero 21, 2019 - Internacional

Ayer asistimos a la jornada “El Brexit, oportunidades y consecuencias” del ciclo #Directivosporelmundo organizada por APD donde pudimos disfrutar de las ponencias de expertos en esta materia como Ferran Tarradellas (Director de la representación de la Comisión Europea en Barcelona), Christopher Dottie (Presidente de la British Chamber of Commerce in Spain) e Ignacio Buil (Director de la oficina de Londres de Cuatrecasas).

A escasos 35 días de la fecha clave y habiendo transcurrido dos años y medio desde el referéndum en el Reino Unido que provocó lo que conocemos como Brexit, todavía no hay nada claro sobre cómo se producirá la salida de Inglaterra de la Unión Europea ni de cómo quedarán las relaciones entre este país y la Unión.

Estamos ante un Brexit que presenta cuatro escenarios posibles: (i) el primero, una salida del Reino Unido con acuerdo, el cual regule las relaciones entre UE y UK; (ii) el segundo, una salida unilateral sin acuerdo, por lo que Reino Unido pasaría a considerarse como tercer estado; (iii) el tercero, una prórroga del periodo de negociación, para lo cual sería necesario el apoyo de la totalidad de los países de la UE; y (iv) por último, nos podemos encontrar con que se convoque un nuevo referéndum o unas nuevas elecciones, aunque esto parece cada vez menos factible.

Todos los ponentes estuvieron de acuerdo en advertirnos que debemos ser positivos y esperar lo mejor, pero también estar prevenidos para lo peor. Por ello, desde esta jornada, han recomendado a las empresas realizar una auditoría de impacto, así como planificar y organizarse para un posible “hard brexit”.  Si bien es verdad que el Brexit presenta más incógnitas que certezas, lo que sí es cierto es que una salida sin acuerdo del Reino Unido afectaría negativamente a las dos partes.

Apostando por el mejor escenario, es decir, que se adopte el acuerdo de salida del Reino Unido, nos encontraremos ante un periodo de transición de un año y nueve meses (hasta el 31 de diciembre de 2020) donde las relaciones entre el Reino Unido y la UE no variarían, siendo un tiempo para negociar los efectos del Brexit.

Por ahora no hay nada claro, así que deberemos esperar a ver qué ocurre el próximo 29 de marzo y resolver qué rumbo tomarán las relaciones entre Reino Unido y Unión Europea.


© Martínez Comín