Martinez Comín
Publicado por:
Martinez Comín

El concepto employer branding, uno de los términos más de moda en el sector de los RRHH hoy en día, nació en la década de los sesenta en Estados Unidos, a raíz de un estudio realizado en un hospital que demostraba la importancia que tenía tener reputación como empleador para atraer y retener a los mejores médicos del mercado; y se popularizó en los años ochenta. Sin embargo, en nuestro país no fue hasta principios de los años 2000 cuando este término se instauró para quedarse.

El employer branding es una estrategia que combina el marketing y los RRHH con el fin de posicionar la firma en un lugar destacado dentro del mercado laboral. Esta estrategia implica la creación por parte de la empresa de una identidad corporativa que sea atractiva para profesionales y atraiga y retenga el talento, hecho que también ayuda a mejorar la competitividad y los resultados de la empresa.

Todo ello es consecuencia de que hoy en día los candidatos tienen a su alcance una fuente inmensa de información y, de esta forma, en muchas ocasiones los procesos de selección se invierten, siendo los candidatos quienes eligen a sus empleadores.

Sin embargo, el employer branding en nuestro país es un área aún en desarrollo y tiene que evolucionar y mejorar. Además, actualmente con la era de la digitalización, las redes sociales han ganado protagonismo como herramienta para mostrar la imagen y los valores de las empresas y, además, se han convertido en uno de los canales principales a la hora de encontrar profesionales. Por todo ello, es recomendable que este proceso de adaptación a la estrategia del employer branding se realice dentro de este escenario digital.