NOVEDADES
Francia plantea imponer una tasa a plataformas como Netflix y Youtube
septiembre 22, 2017 - fiscalidad

En los pasillos del Ministerio de Cultura francés se está susurrando que Françoise Nyssen, la ministra de la cultura y antigua editora, junto con Emmanuel Macron, el presidente francés, estaría planeando imponer una tasa a las plataformas extranjeras de distribución audiovisual por internet como Netflix o Youtube que son percibidas como los responsables principales de la crisis actual del cine.

Después de la primera medida anti-Netflix que había tomado Francia en mayo pasado consistiendo en prohibir el acceso de las películas de Netflix que no tengan estreno en los cines franceses al prestigioso concurso de la Palma de Oro. Esta nueva medida marca el principio de una guerra abierta entre las plataformas extranjeras en internet y el sector cinematográfico protegido del Gobierno francés. En esta misma lógica de protección del cine francés, el Gobierno está implementando un plan de acción contra el pirateo, preparando acuerdos con Google, con el objetivo de concienciar los ciudadanos sobre el peligro real que representa el cine ilegal o rebajado para el sector audiovisual.

Rebaja en el presupuesto

Por otra parte, este mismo sector y, en específico, los grandes grupos se tendrán que ceñir este año por recibir un presupuesto reducido de unos 36 millones de euros.

Finalmente, la tasa antes mencionada que el Gobierno francés pretende aplicar a las plataformas de difusión audiovisual se inscribe en la tendencia general de recaudaciones y de restricciones que Francia está marcando para reajustar las cuentas.

Asimismo, el Primer Ministro Édouard Philippe anunció que “hoy en día, el Estado francés gasta un 20% más de lo que ingresa. Esto no sería aceptado jamás en ninguna empresa ni hogar, ni en ningún otro Estado europeo”. Por esta misma razón, el primer presidente del Tribunal de Cuentas de Francia, Didier Migaud, reclamó una “ruptura” en la elaboración de los presupuestos, de ahí el recorte de 36 millones de euros que se decidió.


© Martínez Comín