NOVEDADES
Hacia una competencia en materia fiscal
noviembre 2, 2015 -

La Comisión Europea ha tomado dos decisiones históricas esta semana concluyendo que Fiat, en Luxemburgo, y Starbucks, en los Países Bajos, tenían ventajas fiscales que reducían los importes de sus impuestos de sociedades. El objetivo de las investigaciones de la Comisión relacionadas con las ayudas estatales es descubrir si un país ha concedido ventajas fiscales desleales a unos pocos seleccionados. Este hecho es ilegal según las normas de la UE sobre ayudas estatales porque supone una distorsión de la competencia, perjudicando a las empresas que pagan sus impuestos como es debido y constituye un sistema arbitrario para los contribuyentes europeos.

Las agencias tributarias nacionales concedieron a Fiat y Starbucks acuerdos fiscales que les otorgaban un trato preferencial con las consiguientes ventajas selectivas, ilegales conforme a las normas de la UE  sobre ayudas estatales. Las dos empresas prácticamente no pagaban impuestos por los beneficios que obtenían. En ninguno de los dos casos parece que haya una justificación económica válida de estos acuerdos. La comisión les ha exigido ahora que devuelvan entre 20 y 30 millones de euros en impuestos impagados a las Haciendas de Luxemburgo y de los Países Bajos.

Puede consultar más información en el siguiente enlace


© Martínez Comín