NOVEDADES
Las plataformas de televisión online crecen en España esquivando el pago de impuestos
julio 17, 2019 - fiscalidad

Las plataformas de televisión online, como Netflix, Amazon o HBO, entre otras, son cada vez más familiares en las casas españolas. Aunque su penetración es uno de los secretos mejor guardados, las estimaciones de la CMNC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) las sitúan en unos 6 millones de clientes, casi rozando la cuota total que tienen las grandes operadoras como Telefónica, Orange y Vodafone, que suman siete millones. Aunque el cálculo no es exacto, puesto que las estimaciones de la CNMC cuentan tanto los clientes independientes de las plataformas digitales como los que acceden a ellas a través de otros operadores, como puede ser el caso de Netflix a través de los paquetes de Movistar de Telefónica.

Lo cierto es que este destello de luz ante la fuerza de los nuevos operadores, denominados Over The Top (OTT) en la jerga del sector, ha detonado una vez más el clásico debate sobre el contexto en el que se está desarrollando esta competencia. Desde empresas como Telefónica, Vodafone y Orange llevan años reclamando igualdad de trato, entre otros en el marco fiscal. Por un lado, están las reticencias que afectan a todas las grandes plataformas digitales, y que regulaciones como la tasa Google quiere atajar, y es el hecho de que estas empresas tecnológicas hacen uso de la ingeniería fiscal para situar sus matrices en los países más relajados fiscalmente, evitando pagar en aquellos en los que operan. La tasa Google parece una batalla perdida, tal y como reconocía Montse Hernández en su artículo reciente en Cinco Días cuando afirmaba que “algo que acontece con ciertos juegos de azar, en los que normalmente gana la banca, está sucediendo con las empresas tecnológicas: en esta larga partida, la Unión Europea asume el rol de jugador y las multinacionales, el de banca”


© Martínez Comín