NOVEDADES
¿Por qué España recauda menos impuestos que la media europea?
enero 15, 2016 - Internacional

Las diferentes subidas fiscales aprobadas desde el inicio de la crisis no han sido un inconveniente para que España se mantenga como uno de los países con menos ingresos tributarios. España se sitúa por debajo de la media de la Unión Europea en cuanto a  IRPF, IVA e impuesto de sociedades según los últimos datos de Eurostat.

En cambio, en los impuestos sobre propiedades y construcciones, la Hacienda española se encuentra en la media, algo que es debido al IBI, el impuesto local que grava a los propietarios y que es el único tributo en España que no ha perdido nunca recaudación. En los impuestos sobre transferencias de capital, que incorpora el impuesto sobre sucesiones y donaciones, España se posiciona en tercer lugar, superada únicamente por Bélgica y Francia.

El IRPF es el impuesto más destacado de la UE. Según los últimos datos del año 2014 España ingresó por este tributo que grava los salarios un 7,7% del PIB frente al 9,4% de la media europea. La recaudación retrocedió un 2,9% respecto a 2007, este ejercicio marcó el final de la etapa expansiva y el inicio de la crisis. En este mismo período, los países de la zona euro incrementaron un 17% la recaudación por IRPF. Destaca el hecho de que en el año 2014 el tipo marginal máximo en España era de los más elevados de Europa: entre un 52% y un 56% dependiendo de la comunidad autónoma. Aunque este gravamen sólo se aplicaba a rentas superiores a 300.000 euros. En este sentido, la presión fiscal de un trabajador que gana un sueldo medio es inferior en España que en la mayoría de países europeos, según datos de la OCDE.

Fuente: Cinco Días


© Martínez Comín