NOVEDADES
Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia
octubre 8, 2020 - laboral

A través de este Real Decreto-ley, que entrará en vigor a los 20 días de su publicación en el BOE, que fue el pasado 23 de septiembre, el Gobierno ha aprobado la regulación del trabajo a distancia que resultaba del todo necesaria dado el uso extensivo de esta forma de trabajo debido a la crisis sanitaria de la Covid-19.

 

Ámbito de aplicación (art.1)

Se aplicará a aquellas relaciones de trabajo que se desarrollen a distancia con carácter regular. Se entenderá que es regular el trabajo a distancia que se preste, en un periodo de referencia de 3 meses, un mínimo del 30% de la jornada, o el porcentaje proporcional equivalente en función de la duración del contrato de trabajo.

 

Definiciones (art. 2)

Se dan las siguientes definiciones:

  • Trabajo a distancia: forma de organización del trabajo o de realización de la actividad laboral conforme a la cual esta se presta en el domicilio de la persona trabajadora o en el lugar elegido por esta, durante toda su jornada o parte de ella, con carácter regular.
  • Teletrabajo: aquel trabajo a distancia que se lleva a cabo mediante el uso exclusivo o prevalente de medios y sistemas informáticos, telemáticos y de telecomunicación.
  • Trabajo presencial: aquel trabajo que se presta en el centro de trabajo o en el lugar determinado por la empresa.

 

Limitaciones para menores y contratos en prácticas y para la formación (art. 3)

En estos casos solo se podrá dar el trabajo a distancia cuando se garantice, como mínimo, un porcentaje del 50% de prestación presencial, sin perjuicio del desarrollo telemático, en su caso, de la formación teórica vinculada a estos últimos.

 

Igualdad y no discriminación (art. 4)

Los trabajadores que trabajen a distancia tendrán los mismos derechos que los que acudan presencialmente, incluidos los derechos en materia de conciliación y corresponsabilidad, y no podrán sufrir perjuicio en ninguna de sus condiciones laborales, incluyendo retribución, estabilidad en el empleo, tiempo de trabajo, formación y promoción profesional.

Asimismo, las empresas están obligadas a evitar cualquier discriminación de las personas trabajadoras que prestan servicios a distancia.

 

Voluntariedad (art. 5)

El trabajo a distancia será voluntario y requerirá la firma del acuerdo de trabajo a distancia. Además, dicha decisión será reversible tanto para la empresa y la persona trabajadora, debiendo efectuar dicha reversión a través de los procesos establecidos en la negociación colectiva o en el acuerdo de empresa.

La negativa del trabajador a trabajar a distancia, el ejercicio de la reversibilidad y las dificultades para el desarrollo de la actividad laboral a distancia que estén exclusivamente relacionadas con el cambio de una prestación presencial a otra que incluya trabajo a distancia, no serán causas justificativas de la extinción de la relación laboral ni de la modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

 

Acuerdo de trabajo a distancia (art. 6, 7 y 8)

El acuerdo deberá realizarse por escrito y de manera individual con cada trabajador. Este acuerdo podrá estar incorporado al contrato de trabajo inicial o realizarse en un momento posterior, pero en todo caso deberá formalizarse antes de que se inicie el trabajo a distancia. Para el caso de situaciones de trabajo a distancia existentes a la entrada en vigor de este RDL, el acuerdo se deberá formalizar en el plazo de 3 meses.

La empresa, en un plazo máximo de 10 días, deberá entregar a la representación legal de los trabajadores una copia de todos los acuerdos que, posteriormente, se enviará a la oficina de empleo. Cuando no exista representación legal de las personas trabajadoras también deberá formalizarse copia básica y remitirse a la oficina de empleo.

El artículo 7 del RDL regula el contenido mínimo obligatorio del acuerdo (horario, duración, gastos, medios, etc.).

La modificación de las condiciones del acuerdo deberá ser objeto de acuerdo entre la empresa y la persona trabajadora, formalizándose por escrito con carácter previo a su aplicación. Esta modificación será puesta en conocimiento de la representación legal de los trabajadores.

Resaltar que, las personas que realizan trabajo a distancia desde el inicio de la relación laboral durante la totalidad de su jornada tendrán prioridad para ocupar puestos de trabajo que se realizan total o parcialmente de manera presencial.

 

Derecho a la carrera profesional (art. 9 y 10)

Los trabajadores a distancia tendrán derecho a la formación y a la promoción profesional en términos equivalentes a las de las personas que prestan servicios presencialmente.

 

Medios y gastos del trabajo a distancia (art. 11 y 12)

Los trabajadores a distancia tendrán derecho a la dotación y mantenimiento adecuado por parte de la empresa de todos los medios, equipos y herramientas necesarios para el desarrollo de la actividad.

El trabajo a distancia deberá ser sufragado o compensado por la empresa, y no podrá suponer la asunción por parte del trabajador de gastos relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral.

 

Horario (art. 13 y 14)

El trabajador tendrá derecho a un horario flexible de conformidad con los términos establecidos en el acuerdo de trabajo a distancia y la negociación colectiva. Sin embargo, el empresario puede fijar unos tiempos de disponibilidad obligatorio, estableciendo franjas horarias en las que el trabajador debe estar disponible, todo ello respetando la normativa. Se deberá llevar el correspondiente registro horario adecuado.

 

Prevención de riesgos laborales (art. 15 y 16)

Los trabajadores a distancia tienen derecho a una adecuada protección en materia de seguridad y salud en el trabajo. En este sentido, la evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva del trabajo a distancia deberán tener en cuenta los riesgos característicos de esta modalidad de trabajo, obteniendo la empresa información acerca de los riesgos a los que está expuesta el trabajador a distancia, pudiendo efectuar una visita al domicilio si se dispone del permiso del trabajador.

 

Uso de medios digitales (art. 17 y 18)

La utilización de los medios telemáticos y el control de la prestación laboral mediante dispositivos automáticos garantizará adecuadamente el derecho a la intimidad y a la protección de datos.

La empresa no podrá exigir la instalación de programas o aplicaciones en dispositivos propiedad del trabajador, ni la utilización de estos dispositivos en el desarrollo del trabajo a distancia.

Los trabajadores a distancia tienen derecho a la desconexión digital fuera de su horario de trabajo. En este sentido, la empresa elaborará una política interna.

 

Derechos colectivos (art. 19)

Los trabajadores a distancia tendrán derecho a ejercitar sus derechos de naturaleza colectiva con el mismo contenido y alcance que el resto de los trabajadores del centro, garantizando que pueden participar de manera efectiva en las actividades organizadas o convocadas por su representación legal.

La empresa deberá suministrar a la representación legal de los trabajadores los elementos precisos para el desarrollo de su actividad representativa.

 

Control empresarial (art. 20, 21 y 22)

Los trabajadores a distancia deberán cumplir las instrucciones que haya establecido la empresa sobre protección de datos y la seguridad de la información y en relación con la utilización de los equipos o útiles informáticos.

La empresa podrá adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento de las obligaciones y deberes laborales, incluida la utilización de medios telemáticos.

 

Negociación colectiva (DA 1ª)

Los convenios o acuerdos colectivos podrán establecer, en atención a la especificidad de la actividad concreta de su ámbito, la identificación de los puestos de trabajo y funciones susceptibles de ser realizados a través del trabajo a distancia y sus condiciones.

 

Personal administración pública (DA 2ª)

Este RDL no será de aplicación al personal laboral al servicio de las Administraciones Públicas, que se regirá en esta materia por su normativa específica.

 

Plan MECUIDA (DA 3ª)

Se prorroga del artículo 6 del Real Decreto Ley 8/2020 de 17 de marzo, en el que se regula el Plan MECUIDA que permanecerá vigente hasta el 31 de enero de 2021.

 

Personal sanitario (DA 4ª)

Consideración como contingencia profesional derivada de accidente de trabajo a las enfermedades padecidas por el personal que presta servicio en centros sanitarios o socio-sanitarios como consecuencia del contagio del virus SARS-CoV2 durante el estado de alarma.

 

Situaciones de trabajo a distancia existentes a la entrada en vigor (DT 1ª)

Este RDL será íntegramente aplicable a las relaciones de trabajo vigentes y que ya estuvieran reguladas por convenios o acuerdos colectivos, desde el momento en el que estos pierdan su vigencia.

El acuerdo de trabajo a distancia deberá formalizarse en el plazo de 3 meses desde que el RDL resulte de aplicación. En idéntico plazo deberán efectuarse adaptaciones o modificaciones de los acuerdos de trabajo a distancia de carácter individual vigentes a la fecha de publicación de del RDL, no derivados de convenios o acuerdos colectivos.

 

Trabajo a distancia como medida de contención sanitaria derivada de la COVID-19 (DT 3ª)

Al trabajo a distancia implantado excepcionalmente como consecuencia de las medidas de contención sanitaria derivadas de la COVID-19, y mientras estas se mantengan, le seguirá resultando de aplicación la normativa laboral ordinaria.

En todo caso, las empresas estarán obligadas a dotar de los medios, equipos, herramientas y consumibles que exige el desarrollo del trabajo a distancia, así como al mantenimiento que resulte necesario.

En su caso, la negociación colectiva establecerá la forma de compensación de los gastos derivados para la persona trabajadora de esta forma de trabajo a distancia, si existieran y no hubieran sido ya compensados.

 

Modificación de la Ley reguladora de la jurisdicción social (DF 2ª)

Se modifica la Ley 36/2011, entre otras, incorporando un nuevo artículo sobre la tramitación en reclamaciones sobre acceso, reversión y modificación del trabajo a distancia.

 

Modificación del Estatuto de los Trabajadores (DF 3ª)

Se modifica el artículo 13 relativo al trabajo a distancia.

 

Modificación Ley firma electrónica (DF 5ª)

Modificación de la Ley 59/2003, de 19 de diciembre, de firma electrónica. Se prevé la posibilidad de establecer otros medios de identificación a los solicitantes de certificados cualificados, distintos de la presencia física.


© Martínez Comín