NOVEDADES
Un tribunal francés sentencia a favor de Google
julio 14, 2017 - fiscalidad

La multinacional americana Google gana la sentencia impuesta por la Hacienda francesa, que le reclamaba un pago de más de 1.100 millones de euros por los impuestos atrasados del periodo entre 2005 y 2010.

El origen de la disputa entre Google y el Estado francés, que se extiende en general a la mayoría de países de la Unión Europea, se halla en la práctica habitual de multinacionales como Facebook, Google o McDonald’s de tener su sede europea en un país de baja imposición, en este caso Irlanda.

Montse Hernández, abogada y fiscalista de Martínez Comín, ya lo resumía así en una entrevista a Antena 3 el año pasado: “redirigir el rendimiento hacía países de tributación favorable se ha convertido en una práctica habitual. De esta manera, el fisco no está ingresando lo que debería”.

Así, el gobierno francés entiende que la sociedad Google France ha ido más allá de asesorar a Google Ireland Limited y que el beneficio de Google France es fruto de las actividades que se producen en el país galo. Por el contrario, el tribunal ha aceptado el argumento de la multinacional norteamericana, que razonaba que Google France no disponía de un establecimiento permanente en Francia.

¿Cómo fin o como medio?

En relación a este tema, el socio del despacho Álex Martínez-Comín ya se expresó en La Vanguardia en 2013, cuando salió el tema a la luz, en un artículo titulado: “Google puede, Messi no”. En torno a este debate sobre el establecimiento de las multinacionales en países de baja tributación, Martínez Comín se preguntaba lo siguiente: “¿se constituyen estas empresas con el fin de generar actividad económica real y tributar donde les corresponde o se constituyen estas empresas sólo para conseguir una menor tributación y sin motivo económico válido? En definitiva, ¿la planificación fiscal como fin o como medio?


© Martínez Comín